31 de enero de 2014

RuneQuest: ¿Veinticinco años no son nada?

Sacerdote de un pueblo nómada mostrando el Antiguo y el Nuevo Testamento.
Una cuestión habitual que me hacen desde que se publicó el juego es "¿Qué es una Búsqueda de Runas [RuneQuest]?". Esta pregunta ha sido respondida de muy diferentes maneras en todo tipo de lugares. Todas son ciertas.
- Steve Perrin, Prólogo a la sexta edición de RuneQuest

Hace tiempo que ando buscando un sistema de juego (Aquelarre aparte) para mis partidas habituales que me resulte atrayente y cómodo, y aunque en los últimos tiempos he probado varios (tantos que tengo a mis jugadores un pelín hartos de no acabar nada de lo que empiezo), no termino de sentirme a gusto con ninguno. Como se suele decir, quizá no sean los sistemas, sino yo, pero el resultado es el mismo.

Así que tras leer hace poco que la editorial Runa Digital había comenzado ya a revisar la traducción que han hecho de la sexta edición de RuneQuest, decidí desempolvar el PDF de esa edición y leermelo con más detenimiento, pues hasta ahora no había hecho más que ojearlo y leer alguna que otra reseña. Y me temo que ya he dado con el sistema que andaba buscando. O al menos, eso espero. Pero no adelantemos acontecimientos.

Aunque RuneQuest fue publicado por primera vez en Estados Unidos en 1978, no sería hasta diez años después que no llegó a España de la mano de Joc Internacional, transformando la tercera edición del juego -que había sido publicada en una hermosa caja en EEUU de la mano de Avalon Hill- en dos libros de reglas, RuneQuest Básico y RuneQuest Avanzado, copiando la versión inglesa del juego que hizo Games Workshop. Un lío padre, vamos. En todo caso, ese sería el juego que conocimos y que disfrutamos en la Península y que se convirtió a mi sistema de cabecera durante muchos años (¿o te creías que el logo del blog lo había puesto sin más?).

Y fíjate tú por donde que ahora, veinticinco años después de aquello, RuneQuest volverá de nuevo a las estanterías castizoparlantes de este país que se llama ¡Espanya! Aunque ahora se trata de la sexta edición, escrita por Pete Nash y Lawrence Whitaker (junto a sus amigos, asegura la portada) y publicada por The Design Mechanism, y que en los dos años que lleva con nosotros parece que goza de buena salud. Al menos la suficiente para dejarnos algunos suplementos, el anuncio de otros más que están por venir y permitir una campaña de Indiegogo que ha llevado a la publicación de una reedición corregida en tapa dura y con nuevas ilustraciones del manual básico.

Pero como ya se ha escrito alguna que otra reseña del juego y en la Frikoteca se curraron una estupenda historia de RuneQuest que ya he recomendado por aquí (además de otra extensa reseña en dos partes: una y dos), quería hacer algo diferente, y he decidido escribir una comparativa entre el viejo RuneQuest de Joc y el nuevo que nos trae Runa Digital, para que la gente que, como yo, pase de usar la tercera edición a la sexta, directamente y sin pasar por los RuneQuest de Mongoose, sepan lo que se van a encontrar. Una maravilla rolera, sin lugar a dudas, pero dejaré mi opinión para el final.

Creación de Personajes

Si hacemos un poco de "retrospecter", recordaremos que en el viejo RuneQuest (a partir de ahora, RQ3) la generación de personajes era muy sota, caballo y rey. A excepción de las características, que se generaban de manera aleatoria, los puntos que se repartían entre habilidades eran fijos según edad, profesión y cultura. De esta forma, un PJ guerrero nómada terminaba con los mismos valores en habilidades que otro PJ guerrero nómada (chispa más o menos), y no había forma humana de que el PJ repartiera los puntos como considerara suficiente (bueno, vale, en el RQ Básico si que se podía, pero ¿quién usaba esa generación de PJs cuando ya disponía del Avanzado?).

En el nuevo RuneQuest (que llamaré a partir de ahora RQ6), los personajes ganarán en libertad y en profundidad. Las características son las mismas (bueno, añaden una más, que es Carisma, y espero que Runa Digítal traduzca Power por el nombre que nunca debió perder, o sea, Poder y no Personalidad) y se generan casi de la misma forma (que bueno, puestos a pedir, igual podían haber dado el mismo paso que en la septima edición de Cthulhu, y otorgarles un valor de entre 1 y 100, como las habilidades, para normalizarlo todo, pero igual han querido mantener la esencia original), pero a partir de ahí, el jugador tiene plena libertad (o casi): elige una cultura de entre las clásicas (nómada, bárbara, civilizada y primitiva) y reparte una serie de puntos entre las habilidades de la cultura, escoge una profesión y reparte una serie de puntos entre las habilidades de la profesión y además le dan una serie de puntos gratuitos para que se lo gaste en lo que le venga en gana. De esta forma, ahora un guerrero nómada no es igual que otro guerrero nómada: los habrá que expertos en combate a caballo, diestros jinetes, exploradores, arqueros, maestros del croché... Tantos tipos como jugadores.

Y cuando hablo de profundidad me refiero a la generación de ciertos detalles que en ocasiones anteriores se soslayaban o se dejaban al libre albedrío del jugador: se puede generar su familia (tamaño, contactos, aliados), su clase social en la comunidad (desde esclavo a miembro de la élite gobernante), las pasiones que les mueven (ahora después hablaré de ellas) e incluso tenemos una tabla de eventos de historial (¿quién ha dicho Aquelarre?.... Es parecido, pero mucho más light...). Así que ahora, al terminar la creación de personajes, lo que tenemos delante no es un simple guerrero nómada, ni mucho menos: es un mercenario nómada leal a su clan, un esclavo huérfano a las órdenes de una gran familia de la tribu, que odia a los tigres dientes de sable, y que resulta que cada vez que llega el día de su nacimiento llueven ranas, peces o cosas así (¿Maldición? ¿Casualidad? Ya lo veremos...). ¡Ah! Y además, le encanta hacer croché...


Sistema de Juego

Con RuneQuest llegó el D100 y Sandy Petersen vio que era bueno y lo usó en Cthulhu, y así su prole se extendió por tierra, mar y aire... Y lo hubiera dominado todo si un hijastro que tuvo, D20, no lo hubiera impedido con malas artes y OGL traicioneras...

Pero vamos a lo que vamos, que ya empiezo a desvariar. RuneQuest es D100 y D100 es RuneQuest, y así ha sido desde que Glorantha es Glorantha. Y en esta nueva edición todo sigue igual, lo que me parece perfecto. Pero naturalmente que hay cambios y vamos a hablar de ellos, porque son unos cambios muy sencillos de entender.

Para empezar, en el RQ3 las tiradas podían cinco resultados diferentes: éxito crítico, éxito especial, éxito normal, fallo y pifia, y para calcularlas había una estupenda tabla de resultados que los DJs nos la tuvimos que aprender casi de memoria (o al menos, tenerla siempre delante en la partida). Ahora ya no es necesario, pues solo hay cuatro resultados: crítico, normal, fallo y pifia. El crítico se calcula rápido (una décima parte del porcentaje que tenemos redondeando hacia arriba), lo mismo que la pifia (un 99 o 00 si tenemos menos de 100% en la habilidad o un 00 si tenemos 100% o más). Así que se acabó tener la tabla delante.

Pero en RQ6 no es esa la principal modificación del sistema, ni mucho menos. Son los grados de habilidad: desde muy fácil hasta hercúleo y más allá. Cuando una tarea es muy sencilla, multiplicados por x2 o x1,5 el valor que tenemos en la habilidad,y cuando es muy complicada lo reducimos en un tercio, en la mitad o incluso a una décima parte. Sobre el papel es sencillo: en la práctica ya no lo es tanto. ¿Hás probado a multiplicar por 1,5 un 57%? ¿O a reducir esa cantidad un tercio? Por suerte, Nash & Whitaker han pensado en todo y nos ofrecen un sistema simplificado de bonificadores y penalizadores de toda la vida para que los utilicemos si lo preferimos (muy fácil es +40%, difícil es -20%) o también, en la web de la editorial se curraron un pack para el DJ (que puedes descargar aquí en inglés o también aquí en español) donde, a falta de pantalla, te ofrecían todas las tablas del juego y dos aventuras. Y entre las tablas una bonita tabla de grados de dificultad para que calcularas rápidamente a que valor corresponde ahora tu porcentaje según su grado de dificultad.

Otra de las tablas de referencia constante en el RQ3 era la Tabla de Resistencia, pero esta también ha desaparecido, ya que ahora no hay que enfrentar características contra Potencia ni nada por el estilo. Como han desaparecido las multiplicaciones de características (si quieres tirar una puerta abajo, no tiras FUEx5 sino Músculo [Brawn]), ya no es necesaria la tabla, pues puedes utilizar las diferentes tiradas enfrentadas que tiene el manual: tiradas opuestas, tiradas diferenciales, tiradas opuestas en grupo, etc. De esta forma, si te jincas un veneno de un trago, no enfrentas tu CON contra la POT del veneno: haces una tirada opuesta de tu Resistencia (Resilience), que es una habilidad, contra la Potencia del veneno (que se mide en porcentaje). Y que Stafford te pille confesao...

Las habilidades también han sufrido un severo lavado de cara. En RQ3 se dividían en grupos de habilidades (de sigilo, de comunicación, de agilidad, etc.), pero ahora solo hay dos tipos: las estándar (las que todo el mundo sabe utilizar, mal o bien) y las profesionales (las que solo conocen el que las ha aprendido por su cultura o profesión), y ambas siguen teniendo un valor de 1 a 100, aunque como ya he dicho antes, dentro de las habilidades estándar están lo que antes se medía con multiplicadores de características (la FUE x5 es ahora Músculo. la DESx5 es ahora Esquivar [Evade], el PODx5 es ahora Voluntad [Willpower], etc.). Mención aparte merecen las habilidades con armas, que ya no dividen en tipos o categorías de armas, como antes, ya que ahora son estilos de combate: un tipo puede tener un 55% en Milicia urbana, que incluye el uso de, por ejemplo, espada corta, escudo broquel y ballesta, mientras que otro tiene un 60% en Aúriga, que le permite usar lanza corta, escudo hoplita y jabalina.

El resto de subsistemas del RQ3 (Fatiga, Carga, Entrenamiento, Curación, Enfermedades, Venenos, etc.) tienen también su reflejo en RQ6, pero me gustaría detenerme en algunas de ellas. La primera es el sistema de experiencia. En el RQ3 de toda la vida, si durante la partida teníamos éxito en una tirada de habilidad, marcábamos la tirada y al finalizar la aventura hacíamos una tirada de experiencia por cada una de las marcas, lo que nos permitía (o no) subir la habilidad. Y además, el DJ se lavaba las manos en el asunto de mala manera, pues él no influía para nada con el tema. Ahora es igual, pero no es igual. Me explico: al finalizar la partida, el DJ concede a cada uno de los jugadores una serie de Tiradas de Experiencia, que ellos deben asignar a las habilidades que crean convenientes entre las que se hayan utilizado (o al menos intentado su uso) en la aventura: de esta forma, el DJ decide cuantas tiradas, el jugador decide cuales suben, pero sigue siendo el azar el que determina cuanto suben. O también pueden guardarse para utilizarlas en adquirir conjuros o habilidades profesionales que no tenga. Y además, al igual que en el RQ3, es posible también subir las características, pero a un coste: si suponemos que las características que tiene el PJ son innatas, es posible subirlas si mantenemos un ritmo de entrenamiento adecuado durante todo el tiempo, ya que si dejamos de hacerlo, volveremos al nivel "natural" que teníamos (vamos, como un adicto al gimnasio, que en cuanto deja de ir pierde toda la masa ganada): de esta forma, podemos aumentar levemente alguna característica, pero mientras mantengamos esa subida ganaremos menos Tiradas de Experiencia; en cuanto queramos volver a recuperar todas las Tiradas de Experiencia, volveremos al nivel de la característica anterior.

El otro punto a tratar es el sistema de puntos de vida (bueno, "hit points" o puntos de golpe). Y es que, queridos amigos y amigas, han desaparecido los puntos de vida generales que tanto nos gustaban en RQ3. Ahora cada localización tiene una serie de puntos de vida y se cuentan de manera independiente: cuando te hacen daño, se te resta de una localización y según el daño puede quedar útil, inservible o seccionada (RuneQuest no sería lo que es si el festín de miembros y cabezas cortadas de un tajo, ¿verdad?). Hasta aquí lo que ya sabíamos de la edición anterior, pero igual os preguntais como yo que ocurre con ese daño que afectaba a los PG generales, como la asfixia o el veneno. Pues lo han solventado bastante bien (muy bien, incluso diría yo): en vez de quitarte PG, acumulas fatiga. De esta forma, si acumulas muchos niveles de fatiga no solo quedarías inconsciente, sino que puedes llegar a entrar en coma y morir. ¿No es encantador?... Yo creo que si, la verdad.

Y como recién llegados a la sexta edición tenemos dos nuevas incorporaciones: los Puntos de Suerte y las Pasiones. Los primeros ya os podéis imaginar lo que son: esos puntitos de los que nunca tenemos bastante y que nos pueden salvar la tarde en algún momento permitiéndonos repetir tiradas, salvándonos el culo de una muerte casi inminente y algunos etcéteras más. Y las Pasiones son los viejos rasgos de personalidad que ya existían en sistemas como Pendragón o Ars Magica, que ahora se han transformado en habilidades porcentuales y que se utilizan básicamente para medir la intensidad de las emociones de un PJ y que en momento determinados de una partida pueden impulsar al PJ a llevar a cabo algo (o a no llevarlo), incluso en contra de los deseos del jugador que lo lleva.


Combate

Ahora vamos a entrar en otro de los capítulos que más cambios ha supuesto entre ambas ediciones, el de tomar y dar, dar y tomar. En el viejo RQ3, cada asalto de combate se dividía en 10 Momentos de Reacción (MR), y los PJs actuaban en un MR determinado del asalto según el tipo de acción que iban a hacer, modificado por la DES, TAM y arma que ibas a utilizar. De esa forma, había gente muy rápida y grande que actuaban en el MR 6 o incluso 5, pero lo habitual es que fueras en el 7 o el 8. Pero eso sí, el MR no te lo cambiaba ni Petersen que bajara del cielo. Era muy realista y táctico, pero extremadamente estático.

Por suerte, las cosas han cambiado: cada PJ sigue teniendo un Momento de Reacción, pero básicamente es un modificador de Iniciativa. Al comenzar el asalto de combate se tira 1D10, le sumamos el MR del PJ y ya tenemos el Momento de Reacción que tendrá a lo largo del combate (aunque puede variar, eso si). Además, los personajes disponen de una serie de Puntos de Acción (normalmente 2 o 3) que pueden gastar a lo largo del asalto para llevar a cabo acciones, pero no las hacen todas las vez, ni mucho menos. De MR mayor a menor tienen lugar un ciclo de acciones: cuando le toca a cada PJ (su turno le llaman), puede hacer una acción proactiva (gastanto 1 punto de Acción) y una vez terminado ese ciclo, comienza otro y así hasta que todos los participantes gasten todos sus puntos de Acciones. Pero esos son las acciones proactivas (atacar, empujar, cargar, etc.), ya que luego están las reactivas (parar, esquivar, etc.) que pueden llevarse a cabo como consecuencia de una amenaza al PJ. De esta forma, cada personaje dispone de una serie de acciones que deberá utilizar sabiamente: ¿prefiere utilizarlas para acabar lo antes posible sin recurrir a defenderse? ¿O se defiende y si puede le mete un ataque? Y ese es otro cambio importante: frente a las tres acciones habituales de combate en RQ3 (atacar, detener y esquivar), en el RQ6 convierten en acción muchas otras (atacar, cambiar distancia, retener magia, moverse, levantarse, parar, esquivar...) que dividen en tres clases (proactivas, reactivas y gratuitas).

Y ahora vamos al meollo del asunto del combate en RQ6, la piedra de toque de todo el sistema. Os pongo en antecedentes: en el viejo RQ3 teniamos empalamientos cuando obteniamos un éxito especial con un arma empalante, o incluso empujones. Pues aquí los señores Nash & Whitaker han llevado la idea a niveles sublimes (objetivo que es uno). Los ataques en RQ6 se consideran tiradas opuestas entre la habilidad del atacante para atacar y la habilidad del defensor para defenderse. Si el atacante obtiene un nivel de éxito superior al de defensor (por ejemplo, un éxito normal frente a un fallo), no solo consigue dañarle sino que encima puede llevar a cabo un efecto especial; pero es que también ocurre lo contrario, y es que el defensor pueda obtener mayor nivel de éxito que el atacante (por ejemplo, un éxito normal frente a un fallo del atacante), en cuyo caso también obtiene un efecto especial. Y a mayor diferencia de éxito entre ambos, más efectos especiales se consiguen (hasta un máximo de 3).

¿Y qué son exactamente los efectos especiales? Una serie de maniobras añadidas que el combatiente puede llevar a cabo durante el ataque o la defensa, como empalamientos, aumentar el daño, aturdir una localización, retirarse, levantarse, matar en silencio, desarmar, evitar una parada, atravesar una armadura, liberarse de una presa, etc (hay una lista enorme). No todos los efectos especiales se pueden realizar en un momento dado, ya que depende de si somos atacante o defensor, y del arma que llevamos encima, pero añade un nivel táctico al combate (y también impredecible) que es muy de agradecer. Y además, vuelven obsoletas las reglas de crítico y las tablas de pifia, ya que si uno pifia la tirada, posiblemente será el enemigo el que se encargue de que todo vaya mal. De esta forma, y como ejemplo de la versatibilidad de los efectos especiales, si un combatiente armado con espada y escudo está tirado en el suelo y se le acerca con las de Caín un guerrero armado con una lanza de dos manos para ensartarlo y pifia la tirada de ataque y el defensor saca un crítico en su defensa, eso significaría que tiene 3 éxito especiales para escoger: puede significar que se levanta del suelo (efecto "Arise"), lo desarma (efecto "Disarm Opponent") y encima al hacerlo, daña al atacante ("Accidental Injury"). Termina el asalto y hay que ver como ha cambiado ahora el cuento...
Magias Variadas

Uno de los aspectos más atrayentes del viejo RQ3 era la existencia de tres tipos diferentes de magia: la espiritual, la divina y la hechicería, cada uno con un sistema diferente, aunque con las mismas bases en cuanto a mecánica. Y eso no ha cambiado en el RQ6. Aunque si se ha visto modificado. Para empezar, está el asunto de los Puntos Mágicos. En RQ3 teníamos tantos como POD, se gastaban realizando conjuros y se recuperaban descansados. Y sigue siendo así, naturalmente. Pero si el DJ y la ambientación lo permiten, ya que el reglamento te ofrece multitud de formas de recuperar PM, de gastarlos e incluso de que sucede cuando llegan a 0. De esta forma, si el DJ está jugando en una ambientación relativamente sangrienta o perversa, puede indicar que los PM solo se recuperan realizando sacrificios (y si son humanos, mejor aún) y que una vez llegados a 0, se pueden seguir utilizando, a un coste de 1 PM por cada PG que perdamos en una localización. Pero quizás otro DJ decida que su ambientación es diferente, y en ella se recuperan PM visitando lugares mágicos o sagrados, y que cuando se utilizan todos el espiritu del personaje tiene que viajar a los mundos espirituales para recargarse de energía.

Imaginaté si te dan tantas opciones solo para los puntos mágicos, que no harán en el resto. Y es que ahora tenemos a nuestra disposición cinco métodos de magia diferentes, que se pueden usar todos, alguno o ninguno, según la ambientación que estemos jugando (por ejemplo, una partida en Glorantha puede usarlos todos, y otra en una Tierra alternativa dejar solo la Magia Popular para uso de brujos PNJs). Los tipos son cinco: Magia Popular (hechizos básicos y poco potentes), Animismo (la vieja magia espiritual), Misticismo (la magia tipo monje shaolín), Hechicería (la misma que en RQ3) y el Teísmo (la antigua magia divina). Y aunque todas ellas (menos la magia popular) dependen de dos habilidades, una la que le otorga los poderes y otra la que indica su grado de habilidad con la magia, son claramente diferentes en su concepción y utilización. Veamos cómo.

La Magia Popular es quizás la más sencilla y se rige por una única habilidad, Magia Popular [Folk Magic], que indica el porcentaje que dispone el personaje para lanzar estos pequeños hechizos. Los hechizos se los enseñan gente que sepa utilizarlos y sirven para poquita cosa: afilar espadas, calantar un cuarto, tasar un objeto, calmar a una persona, hacerle una herida leve, etc. Es muy parecido al uso de la magia espiritual en RQ3, pero con conjuros de baja intensidad.

El Animismo ya es otra cosa, pero si pensais que es igual que la magia espiritual, os equivocais. Aquí hay que tratar con los espíritus sí o si, no hay otra. Los chamanes en RQ6 basan su poder en su uso: los pueden ligar y almacenarlos en fetiches para utilizarlos cuando les convenga, pueden exorcisarlos, pueden obligar a que posean un cuerpo, etc. Si un espíritu puede hacer algo, el chamán puede hacerlo también, utilizando al espíritu, claro. Así que olvidaté de los conjuros espirituales: entra en trance, vete al mundo espiritual, enfrentaté a ellos y obligalés a meterse en los colmillos de lobo del collar que tienes puesto.

El Misticismo es el sistema de magia recién llegado al RuneQuest y ahora que lo ves ahí te preguntas porqué no ha estado nunca. Es básicamente la capacidad de una persona por mejorar e intensificar su mente y su cuerpo, por tanto dispone de talentos, y no de conjuros, unos talentos que pueden otorgarle capacidades especiales (ver el aura, resistir los elementos, parar proyectiles, aumentar sus habilidades, mejorar sus características, maximizar sus puntos de golpe, etc.), pero siempre para afectarle a él, nunca a los demás. Un místico desea alcanzar la perfección personal: a los demás, que les vayan dando. Eso sí, tal y como advierten Nash & Whitaker al final del capítulo, cuidadín con los fistros pecadores místicos, que si se les da rienda suelta te pueden desequilibrar la partida en menos que canta una cocatriz. Avisados quedamos, señores Nash & Whitaker.

Y seguimos para bingo. Ahora llega la Hechicería. Y esta es quizá la que menos se ha visto afectado, al menos en su concepción, pues sigue utilizando hechizos y se pueden seguir modificando como en el RQ3: pueden tener más o menos alcance, duración, objetivos, etc., pero ahora el hechicero solo necesita una habilidad para transformar sus conjuros (algo así como Manipulación [Shaping]), lo que sin duda facilitará la vida de los hechiceros. Eso sí, quizás le cueste más aprender conjuros, pero no todo es fácil en la viña del Señor.

Y por último, pero no menos importante, llega el Teísmo, que es la magia divina de toda la vida. Es el poder que los dioses conceden a sus fieles, pero ya no les darán magia espiritual, solo magia divina, aunque ahora se llaman "milagros" (naturaca) y son la ostia padre. Eso sí, una vez utilizados, peregrina que te peregrina, a la sombra de los pinos, hasta llegar al sinpecado de un templo para recuperar su uso. Además, son los únicos a los que se les permite la intervención divina del dios.

El último capítulo de la serie dedicada a magia se utiliza para hablar de cultos y hermandades (que son como los cultos, pero en laico: gremios, peñas culturales, amigos del mus, etc.), un capítulo muy extenso para tratar un tema que se considera habitual en las ediciones del RQ... Menos en la tercera, que casi ni los nombran. Pero en RQ6 tienen una gran importancia, ya que buena parte de la magia que consigan los personajes, sin hablar del entrenamiento o el estatus social, procede de su pertenencia a uno y otro culto. Y es que ahora hay cultos de todo, señores, y para todos los gustos: para el chamán, para el hechicero, para el místico, para el sacerdote, para el ladrón, para el guerrero, para el niño, para la niña. El que no se apunte a uno, es porque no quiere, sin lugar a dudas.

No quería tampoco terminar la sección de magia comparativa sin levantar mi copa y brindar por el recuerdo de los encantamientos, que ahora descansa allí en el cementerio de los sistemas olvidados. Y si, señores, se acabó lo de tatuarse runas con encatamientos de fortaleza y de armadura en el pecho, o de inscribir hechizos en armaduras. A lo sumo, ahora un chamán puede ligarte un espíritu en un fetiche, o quizás un hechicero te puede hacer algo más o menos parecido. Pero terminaron los tiempos del pago 1.000 peniques y me aumento 1D3 PG en la cabeza (y de paso me tatuo un tribal de la mejilla hasta la nuca).
Bestiario y otras cosas de meter

Ya para terminar el artículo (es largo, pero el juego lo merece), solo queda hablar de criaturas y algunas otras cosillas. Lo que queda claro cuando uno le echa un vistazo al listado de criaturas que tiene el nuevo RQ6 es que parece que Nash, Whitaker & Friends (dicho así parece un grupo sesentero) han optado por alejarse de los tópicos de la literatura fantástica medieval. Hombre, no engañan a nadie: ya desde el principio aseguran que el manual es muy versátil, pero si hay que quedarse con algo son con las ambientaciones peplum (en inglés "espada y sandalia", que parece un anuncio de tienda de esparto): ya sabeis, Furia de Titanes, Jasón y los Argonautas, 300, Gladiator y cosas así. Así que aparte de alguna concesión a la fantasía clásica, como enanos, elfos y dragones, el resto de criaturas proceden de su mayor parte de la mitología clásica (no solo griega y romana), como gorgonas, centauros, minotauros, arpías, grifos, etc., animales de toda la vida o insectos gigantes muy en plan película de serie B (mantis gigante, escarabajo gigante, hormiga gigante).

En general, es un bestiario muy apañado con especial predominio de los espíritus, que hay para todos los gustos (es que si no, los chamanes lo iban a tener muy crudo). Eso sí, vete olvidando de todas las criaturas gloranthanas que adornaban el bestiario del RQ3 (no, no hay patos, pero gracias por preguntar), que imagino que se habrán guardado para el futuro suplemento Aventuras en Glorantha, que dicen que será el despipote (después de lo visto, hasta me lo creo).

El resto del libro cuenta con algunos apéndices (movimiento táctico, localizaciones para criaturas no humanas, rasgos caóticos), una hoja de personaje y una aún más útil hoja de registro para el combate, y un capítulo para el DJ que solo he podido ojear, pero en el que se desgrana como ha de utilizar el Director de Juego la cantidad ingete de material que tienen sus 450 y pico páginas.

Conclusiones

Para terminar, solo puedo dar mi humilde conclusión de lo leído, especialmente comparándolo con el viejo RQ3. Para empezar es un manual muy bien amueblado, que diría mi mujer: sitios para todo y todo en su sitio, como un mueble bar. La estructura es maravillosa, fácil de leer, aún más fácil de localizar lo que necesitas (nada de reglas en diferentes partes del manual, aunque hubiera preferido que el sistema de heridas y la curación de las mismas estuvieran juntas). Le faltan ilustraciones (y algunas de ellas son verdaderamente penosas) y la maquetación no está a la altura de lo que ahora se estila, tipo Ars Magica, Pathfinder o (ejem, ejem) Aquelarre, pues todo está a doble columna, en blanco y negro, y con los ejemplos y notas en columna lateral, pero como ya he dicho antes, el texto en sí (que bueno, es lo que en definitiva debería importar) es una verdadera obra de arte.

Este RuneQuest lleva el sistema D100 en su vertiente más simulacionista (entiéndase como "sistema que trata de imitar la realidad") a un nivel de exquisitez que todavía no había encontrado en ningún otro juego de percentiles y del que todos debemos aprender mucho (yo incluido). No creo que haya nadie al que se le siga atragantando los D100 si se lee el manual (si, lo digo por tí, Velasco de mi'sentrañas).

Por mi parte, he quedado enamorado con él y en cuento pueda y mis jugadores le den lo suyo al Jinete de la Tormenta (the return), me los llevo en una caravana por el Book of Quests para luego meterme de lleno, si el tiempo y las circunstancias no lo impiden, en Monster Island. Por ahora, el escenario a utilizar será muy vago y poco definido, pero imagino que si todo sigue bien, trataré de regresar a Glorantha que después de tanto tiempo sin ir tiene que estar hecha unos zorros. Pero igual, no me quedo ahí, que el sistema da para mucho: ¿un CthulhuQuest? ¿Un RQ Mundodisco? ¿La Puerta de Ishtar versión RQ? Puede. Por de pronto, no soy el único que piensa así, que hoy mismo los chicos de Runa Digital se han levantado (¡por fin!) y nos ofrecen ideas para llevar RuneQuest a la Tierra Media. Y es que el sistema puede con eso, y con más. Os lo digo yo.

Así que hasta que lo tengamos en nuestras ávidas y temblorosas manos, que Zorak Zoran os bendiga y soñeis con un par de dados de diez caras y un montonazo de runas.

Nota: Todas las ilustraciones que acompañan al texto pertenecen a la sexta edición de RuneQuest y han sido realizadas por Lee Smith (como veis, el juego dispone de algunas ilustraciones muy buenas). Las traducciones de los términos que aparecen en el post son de cuño personal así que igual no coinciden con las "oficiales" que aparezcan en la traducción, ya que desconozco los criterios de los editores (ojalá pudiera decir lo contrario y tenerlo ya en mis manos, aunque sea en PDF, o en DOC, o incluso en TXT...).

30 comentarios:

  1. Como siempre, muy util de leer. Soprendido con el cambio en los MR que me tenían algo fastidiado (la de veces que he "discutido/dialogado" de PJ a Master y de Master a PJ sobre estos temas...jajajaja... y mucha curiosidad con los efectos que comentas en los combates ( ya me picó la curiosidad ese ejemplo que planteaste en Facebook)

    No creo que te sorprenda mi interés ya que yo tambien tengo algunos de los suplementos de JOC junto al basico, al avanzado, que aun consulto a menudo.

    Apuntado queda el RQ6 como uno de los TOP5 de próxima adquisición.

    Por lo que explicas veo que el BRP de Chaosium y el RQ6 ya se han tomado sus caminos por separado del todo por muy D100 que sean en su concepción, no?

    Como ves, el D100 tambien me tiene el corazon robado y creo que aun lo voy a querer más si cabe con este RQ6..

    A ver a ver...

    Un saludo desde Girona

    Albert

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa con el BRP es que no ha evolucionado, pues lo que hizo Chaousium es coger el sistema D100 basico y le pego todos los subsistemas de los juegos de la editorial, como Cthulhu, Stormbringer, RQ, etc, mezclandolo todo.

      Eliminar
  2. Genial comparativa, compañero. Me ha encantado. Te dejo dos reflexiones adicionales:

    - Una, posiblemente la única cosa que me chirría en todo el sistema es el tema de que ya no haya tiradas de FUE x5 o DES x5 o cosas por el estilo, sino que haya directamente una habilidad que vas subiendo. No sé, me gustaban las viejas tiradas de habilidad. Por suerte, esta es para mí una pega muy menor en un sistema que me parece de lo mejorcito que se ha hecho en cuanto a D100/BRP, y encima en el propio texto hay opciones para hacer ajustes sobre esta cuestión.

    - Dos, en el apartado de criaturas hay reglas sobre cómo se comportan los animales en un combate que me parecen MAGISTRALES. De lo mejor que he leído al respecto en cualquier juego de rol. Muy buenas, la verdad.

    Finalmente, deduzco que te has leído el Monster Island. ¿Qué te ha parecido? Porque yo me lo pillé sin muchas expectativas, y confieso que me ha encantado. Sólo los monstruos, los objetos mágicos, los venenos y las enfermedades ya son increíblemente útiles. Coño, ¡si hay hasta una armadura de combate de ciencia-ficción! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en que con las características hubiera preferido dos cosas: o lo dejan tal cual, pero convierten Brawn, Resilience, Willpower, etc., en atributor derivados que se calculen FUEx5, PODx5, etc., o hacen directamente lo que ha hecho la septima edición de Cthulhu y pasar de las características 3-18 y convertirlas en características 1-100 directamente.
      Y si, las reglas de combate de animales son un verdadero placer: esos lobos haciéndote un "leap attack" tienen que ser para mear y no echar gota... ;)
      Lo cierto es que no he leido (aún) el Monster Island, aunque lo tengo. Solo he leído la reseña de Cronista en Mundos Inconclusos, lo que me llevó a comprarlo. Ahora ando leyendo el Book of Quest y cuando termine empezaré con el Monster.

      Eliminar
    2. Creo recordar que la regla opcional para limitar el valor máximo de ese tipo de habilidades a la característica x5 sigue estando.... Que es casi como decir "ponte ese valor y olvídate del asunto" :P
      El problema que le veo a limitarlas de ese modo es que un crítico en el valor de potencia de cualquier veneno o ataque vencería casi de seguro, si su valor es muy alto.

      Eliminar
    3. Buena reseña, y creo que muy útil, al menos para los veteranos, pero creo que los nuevos deberían encontrarlo también de cierta utilidad.

      Yo lo que leí, porque no lo he jugado, aunque he visto algún rato de alguna sesión, me pareció la mejor versión de RQ hasta la fecha.... también me pareció que desaprovechaba la oportunidad de modernizarlo más, pero eso es una cuestión de gustos personales.

      Hablabais de las tiradas de características, a mi me sobran las características, así que me apunto a la idea del Cthulhu 7. De hecho las características me sobran desde hace mucho tiempo, sobre todo desde que vi a un jugador intentando hacerse un pj (Fading Suns) y las características se lo impidieron... aportan cosas, sí, perjudican, también (para mi gusto, perjudican mucho más que aportan), y en esta versión del juego no sirven para mucho (algunas incluso anti-simulacionistas)... de hecho para lo que se usan se podían haber buscado otras ideas, incluso más simulacionistas

      Lo que no veo de RQ-N es el simulacionismo, vale, parece más simulacionista que el D&D, pero se queda en un parece, que se desmorona como te pongas a pensar, como todos los juegos, quizás es eso lo que significa simulacionista, parecer simulacionista. Y eso sí, es más mortal con los pjs.

      Lo que nos lleva al sistema de combate, han añadido una serie de reglas para reducir el aburrimiento del RQ3 cuando se tenían habilidades alejadas del 50%, y lo han hecho bien, es un gran punto, mejor así, es un GRAN punto. Tiene fallos (como las reglas de empalamientos), como todos los juegos, pero el sistema parece que genera combates más divertidos y rápidos. He visto alguno cuando jugaban unos amigos, y ha ido a mejor... excepto el número de acciones dependiente de DES, lo que la convierte en la característica alta a tener sí o sí... osea, ponte mucho en ella, cuanto más mejor... Simulacionista sería que dependiera de la habilidad de Lucha con arma, no de DES.

      Y eso de los MR simulando la realidad... ejem... ejem... 8 segundos para tener la "ventana" de oportunidad de pegar a tu enemigo, que depende además de mi altura, que va a escalones esa dependencia, así que un centímetro de altura puede ser determinante. Y recuerdo, tener una "ventana" de pegar, y tardo unos 8 segundos en alcanzarla... ni que fuera un despegue al infinito y más allá... que las acciones sean ordenaditas (ahora te pego yo, ahora me pegas tu, ahora yo, ayy, te has colado!)... simulacionista de verdad sería actuar "a la vez", y el que gana habrá sido más rápido o cualquier otra escusa adecuada.

      Pero ya me estoy encendiendo en mi locura personal... Yo creo que si al que le gustase el RQ, y sus gustos no han cambiado, esta nueva edición te tiene que encantar. Además, tienes un montón de elementos para personalizarlo, como por ejemplo los Puntos de Héroe, si quieres que el juego sea menos mortal... no sé, para simular Conan por ejemplo, pues añades muchos Puntos de Héroe (y que los monstruos saque 1 en sus dados de daño). Si quieres que se acerque a la mortandad de Pendragon (que mi sospecha siempre fue mayor que la de RQ) pues elimina los PH.

      Así que hay muchas cosas chulas, y muchas cosas a trastear para adecuarlas al tipo de partidas que queráis jugar (es muy importante usar el plural)... Volviendo al asunto del simulacionismo los efectos especiales en combate lo vuelva menos simulacionista y más lúdico, lo que para mí es mejor, porque introducir elementos/acciones a escoger por el jugador lo vuelve menos simulacionista ya que "sorprendentemente" no dependen para nada de la capacidad del personaje, sino del jugador... Pero mola más.

      Para bien y para mal, sigue siendo RQ, así que igual a Velasco sigue sin gustarle, y lo digo por experiencia de unos amigos. Pero como en cualquier otro juego, los jugadores pueden solucionarlo.

      Y hubiera molado una edición a lo Aquelarre :D.

      Eliminar
    4. Para Alfonso:
      - Lo que existe es una regla opcional que pone como límites a la Resistencia (Endurance) y a la Voluntad (Willpower) la característica x5 (pág. 62 del manual). 1

      Eliminar
    5. Para Gilen:
      - Simulacionismo si o no. Para mi, el simulacionismo no es realismo. Es imitar la realidad, dentro del marco de un juego (o sea, divertido). En ocasiones hay que forzar el sistema en aras de la diversión (o la tensión), pero aparte de eso, si veo simulacionismo sobre todo en algunos detalles como la acumulación de fatiga por hemorragias, la curación lenta (creo recordar que son meses para una herida grave) o que los venenos produzcan efectos (y no solo pérdida de PG). Esas cosas dan sensación de realismo dentro del juego, pero pueden ser más o menos realistas.
      - Y en su momento, al menos en mi grupo de juego, los MR eran sacrosantos, eran como fórmulas científicas. Luego otros sistemas nos abrieron los juegos (tanto es así que cuando hace un año o dos volví a dirigir RQ3 terminé hasta los mismísimos de los MR porque me parecía un sistema muy poco dinámico).
      - Y a Velasco hay que quererle igual. Hoy mismo andaba diciendo algo de intentar el BRP: que Sandy Petersen y Steve Perrin iluminen a este pecador...;)

      Eliminar
    6. Nuestra última partida de RQ3, que no fue hace tanto, acabó conmigo descojonándome (y el 99% de la mesa), bueno, las partidas no se acabaron por ello, se jugaran más, y yo me descojoné internamente, pero la sonrisa no me la quitaba nadie, y el juego no tenía culpa, bueno, no tenía a penas culpa... pero es que cuando tienes un jugador mega-fan, mega-mega-fan del RQ, concretamente del RQ3 y empieza a ver que está hasta las narices de sus tan defendidos MR que empieza a darse cuenta que no es que sean un coñazo sino que se llega a situaciones absurdas, y empieza a irsele la pinza, y cuando meten a los pjs en un bote para que vayan a una isla a recoger agua, y ni dios sabe remar, y empezamos a tirar y tirar y tirar y fallar y fallar y fallar (yo me imaginaba dando vueltas en círculo); y de repente el jugador mega-fan se golpea la cabeza y empieza a gritar "¡¡No hay que tirar!! el RQ es un juego narrativo!! En los juegos narrativos no hay que tirar!!! El RQ no está hecho para tirar dados!!!". Se levanta da unas vueltas al rededor de si mismo y vuelve a repetir "El RQ es un juego narrativo!! No puedes hacernos tirar!! Ya está llegamos a la playa, que llegamos a la playa, no tiramos más". Pero tiranos XD.

      Ya digo yo que fue una mala decisión del master sin culpa alguna del sistema, y añado, el master lo demás lo llevó muy bien, las partidas estaban chulas, de hecho yo me equivoco más veces durante una sesión.

      El jugador megafan del RQ sigue siendo fan, pero ya no quiere dirigirlo...

      Para mi simulacionismo es un sistema que te da un resultado parecido a la realidad, y yo eso no lo veo en RQ, ahora bien, si decimos que en lógica difusa, el grado de pertencia (%) del RQ al simulacionismo es mayor que el D&D y muuuchos más juegos es la pura verdad. Pero por ejemplo, en los elementos que bien señalas donde ves simulacionismo, no lo son más que por ejemplo en el FATE-Core, o el de Anglerre, excepto la fatiga por hemorragia.

      De todas formas, yo creo que el RQ te engaña (de manera positiva) en hacerte creer que es simulacionista, aunque parte del mérito está en que originalmente en ello no tenía rival, y hay una serie de elementos que son anti-simulacionistas incluso que los damos como simulacionistas porque vienen en el RQ.

      Y que conste que a mi el grado de simulacionismo del RQ me gusta y me parece correcto, también me parece un juego soso (principalmente el RQ3) y un juego donde los jugadores deben ser muy conscientes de donde se meten, porque los pjs no tienen porque ser los protagonistas de la campaña... de hecho un master debe saber que si pone combates igualados los jugadores cambiarán de pj en una media de 2-3 partidas... porque en otros juegos, pasará lo mismo, perderás, pero la posibilidad que esa pérdida sea una muerte, amputación, inutilidad, etc en RQ es mucho mayor... ojo, que eso puede ser divertido... pero yo no veo que lo sea tan frecuentemente.

      Eliminar
    7. Hombre, mega-mega-mega fan de esos no soy (al menos ya no del RQ3... Del RQ6 estoy a puntito...), pero sarna a gusto no pica... Y un buen desmembramiento es mano de santo (bonita metáfora, ahora que caigo), que pone a los PJs en su sitio... Las partidas de RQ (o de Cthulhu o de Aquelarre) es como el empezar de "Fama": "La fama cuesta y aquí vais a empezar a pagar, con sudor"... (http://youtu.be/tXjrtF9m2aQ)... ;)

      Eliminar
  3. Que ganas de tenerlo en castellano. La verdad que me lo leí hace un tiempo en ingles y ya me había encandilado. Dirigí una pequeña sesión de prueba y gusto a todos los participantes. Me da mucha pereza (y falta de pecunias) pillarme PDFs en extranjero y no poder asimilar todo lo que lees como es debido. El ingles de la generación ESO apesta XD. Me recomendáis Monster Island? Leí en "mundos inconclusos" sobre Book of Quest y no pintaba mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que el inglés de la generación EGB es mucho mejor: lo que pasa es que desde los 16 años llevo traduciendo juegos de rol (Marvel, Mago, Ars Magica...) para uso personal, y al final, pues se te queda. No te puedo recomendar de primera mano el Monster Island porque aún no lo he leído, pero en Mundos Inconclusos dicen que están muy bien (y Carlos de la Cruz asegura lo mismo), así que debe estarlos, pues son personas de criterio percentil muy alto... ;)

      Eliminar
    2. Si lo poco que me defiendo en hereje se lo tengo que agradecer precisamente al rol, los videojuegos y las subtitulo de películas y series! XD

      Eliminar
    3. Y luego lo llaman subcultura... Ains!

      Eliminar
  4. Pues nada, prepararé el petate para viajar de nuevo a runequestolandia... a estas alturas tiene más viajes que el baúl de la Piquer (como diría mi madre).
    Espero que este regreso no empañe los buenos recuerdos que tengo del juego (o como diría Sabina, al lugar donde has sido feliz no deberías tratar de volver) XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De volver a la isla de los grifos no he dicho nada... ;)

      Eliminar
  5. Veo que te gustaron las ilustraciones del capítulo del Animismo :)

    Ciertamente las posibilidades de adaptar el manual a otras ambientaciones son brutales. Por ejemplo, ahora mismo estoy probando las reglas de misticismo para simular los trollslayer, los caballeros del grial bretones, bailarines de guerra e incluso los fanáticos de Warhammer Fantasy para un hack casero que quiero probar con mis jugadores. Y creo que en el blog de cronista había varias ideas muy interesantes para simular los monjes ascetas cristianos. No todo misticismo son monjes shaolin :p

    ResponderEliminar
  6. Está siendo traducido al español, pero va lento. Han sacado por kickstarter edición en tapa dura, pero va sin ilustraciones nuevas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, lo de que están en maquetación y revisión lo leí aquí (http://torrebano.blogspot.com.es/2014/01/de-inminente-salida-runequest-en.html), que dicen que lo preguntaron directamente a ellos...
      Y lo de Kickstarter no sé muy bien a que te refieres. Si te refieres a The Design Mechanism, utilizaron la plataforma Indiegogo (http://www.indiegogo.com/projects/runequest-6-special-edition-hardback) y doy fe que añadieron ilustraciones porque tengo el PDF de la primera versión impreso y me descargué hace unos meses el revisado.

      Eliminar
  7. Magistral el artículo, maestro, me quito el sombrero.

    Llevo ya bastantes partidas dirigidas, y me gusta mucho. Los combates suelen ser cortos en número de asaltos, y no muy extensos en tiempo real. Los jugadores acaban pillándole miedo a ser heridos. Que un PJ muera no es tan fácil como parece a simple vista, pero que quede fuera de combate sí.

    Y los sistemas de magia son de una versatilidad tremenda. De la ubicuidad y rapidez con que todo el mundo hace magia en Glorantha a la magia ritual y peligrosa de usar que hay en Monster Island, simplemente cambiando unos pocos parámetros.

    Quizá este juego vaya un poco a contracorriente, porque lo que está de moda ahora son los sistemas más simples y de resoluciones más inmediatas, pero al final, igual hay mucha más gente interesada en el juego de lo que hubiese pensado. De los que jugábamos con la edición de Joc y, es de esperar, también alguno nuevo. En cuanto a mí, mi caso es el mismo que describe usted, maese Polo; sin llegar a abandonar otros juegos, con RQ6 he encontrado mi sistema de cabecera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas eso que me sonrojo... ;)
      Lo de sistemas sencillos siempre ha existido, pero también hay mucha gente a la que le encanta añadirle un poco de táctica a sus juegos de rol. Y creo que RQ ha ganado en facilidad de uso, rapidez y versatilidad (que coñazo soy con la palabrita), sin perder nunca el componente táctico que tuvo.

      Eliminar
  8. Madre mí, me están lloviendo sin comerlo ni beberlo.

    Malditos gloranthanos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que siembra tempestades, recoge ya tú sabes... ;)

      Eliminar
  9. Pue parece que hay una campaña solidaria en el que los pdfs estan a un precio majete y con opción de pujar para conseguir el de Monster Island y Hessaret`s treasure.
    Ojo que solo dura unos dias...

    Con eso lo digo todo :D
    http://bundleofholding.com/index/current

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo había visto y como ya he dicho en otro sitio me he callado para enfurruñarme en mi mismo ya que me costó todo un pelín más caro...

      Eliminar
  10. Hoy se ha iniciado el crowfunding del RuneQuest 6ª Edición en Verkami. Animense y participen en la medida de sus posibilidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé... Y no puedo más que afirmar que estás hablando con uno de los mecenas (y de los más ilusionados, la verdad... ;)...).

      Eliminar
  11. Tremendo, me ha encantado la reseña. Yo ya soy mecenas con Runa digital y ando ansioso esperando mi libro en tapa dura XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Krûm... Yo también le tengo muchas ganas: esperando ese PDF que nos han prometido para releerme el manual (ahora en cristiano) y poder terminar una cosita que ando pergeñando para RQ6 para este blog... ;)

      Eliminar
    2. Pues ahora me dejaste intrigao XD Espero noticias entonces. Ya tengo en mis manos el avance para mecenas y ahí estoy leyéndolo con calma.

      Eliminar