13 de agosto de 2014

Aquelarre: Reseteo Demoniaco Medieval


"Frustra fit per plura, quod potest fieri per pauciora."
Guillermo de Ockam, Summa Totius Logicae

Voy a ser breve: tengo una noticia mala y otra buena.

Empecemos por la mala: no habrá Terra Nullius. Lo he pensado mucho y lo he sopesado más todavía antes de decidirme a dejarlo de lado (lo que es peor es que mientras lo pensaba y lo sopesaba no escribía nada para Aquelarre) y podría dar muchas razones, pero creo que se podrían resumir en dos: 1) he mordido más de lo que podía tragar, y 2) no me gustaba lo que estaba haciendo.

Mi idea era escribir un sandbox para Aquelarre tan bien hilvanado y diseñado que pudiera ser utilizado para campañas de una extraordinaria longitud, pero antes de correr hay que aprender a andar, y por mucho que se quiera, todavía no tengo la capacidad ni el tiempo necesarios para convertir en libro lo que me rondaba por la cabeza (lo que no quiere decir que algún día no lo haga). Uno de mis problemas es que siempre pienso a lo grande, y me encontraba completamente encallado y frustrado por no conseguir lo que quería cuando vino de visita por mi ciudad mi amigo Tadevs, capaz de leerse un manual y escribir una aventura cojonuda en menos de lo que tardo yo en abrir un documento Word, y entre risas y bromas me vino a decir algo así como "Déjate de ostias y ponte a escribir" (no fueron esas palabras ni mucho menos, pero yo entendí el concepto). Luego la conversación se centró en el nuevo juego de rol neonazi trashumante de los chicos de la Marca, pero yo seguí rumiando lo de Tadevs con mi segundo estómago.

Eso me llevó al punto dos: miraba lo que llevaba escrito y me parecía caca de la vaca. Ampulosa, a dos columnas, y con fuente Helvética tamaño 12, pero caca de la vaca. Y me acordaba de una crítica que me hicieron sobre el concepto de Terra Nullius cuando empecé aquí con el diario de diseño (otra idea nefasta, por cierto): ¿por qué inventarse una comarca para un sandbox? Y tenían razón (creo que fue Carlos de la Cruz, con su apellido judeizante, el que me lo dijo). Ya existe un sandbox medieval en una comarca imaginaria, tanto en Aquelarre (léase Rincón), como en otros juegos (léase Ablaneda), así que Terra Nullius llegaba mal y tarde.

Así que suplemento desechado y a otra cosa mariposa.... aunque no desesperéis aún, que hace unos días me enteré que todavía hay esperanzas de ver un sandbox para Aquelarre, pero ese tema ya debería mencionarlo Ricard, que doctores tiene la iglesia...

Y ahora os contaré la buena noticia: una vez eliminado el lastre de Terra Nullius (pues en los últimos meses lo consideraba como tal) he recuperado otra de las ideas que tenía para un suplemento de Aquelarre, algo mucho más simple, pero también más útil. Un libro de aventuras, de módulos, de fábulas; resumiendo, un Lilith para la tercera edición. Ese suplemento, el primero que tuvo la primera edición del juego, nos presentaba una serie de aventuras con anexos históricos, y eso es precisamente lo que ando escribiendo (ya estoy en ello y anda a muy buen ritmo): una serie de aventuras cortas listas para jugar, basadas todas ellas en leyendas publicadas en los viejos suplementos del juego, y que cuentan con un anexo histórico que detalla con mayor profundidad algunos aspectos de la sociedad medieval (la caza, el pastoreo...) o determinados lugares de la época (como asentamientos o ciudades históricas). Serán entre trece y veinte aventuras (todavía no sé el número exacto) que tocarán muy diversos temas y que se situarán en varios lugares de la geografía española, localizaciones que se han investigado para que las aventuras posean el mayor rigor histórico posible. Además, todas las aventuras están concebidas para ser jugadas usando el manual básico o la edición Breviarium (cuenta con un apéndice con las reglas necesarias para ello). Y junto a esas aventuras, una campaña larga que a los mecenas de Aquelarre ya les sonará, Ultima Necat, pues recibieron la primera parte como regalo antes de que saliera el juego a la venta, y que por fin podrán tener completa para poder jugarla de cabo a rabo.

El suplemento todavía no tiene título, pero yo lo llamo "Veinte fábulas de rol y una campaña desesperada", o abreviando "Cántigas y leyendas".

Y ya una vez que termine eso y lo entregue, espero poder dar el salto hacia épocas más doradas...

23 comentarios:

  1. Bueno la verdad Antonio que no es mala noticia, si no una excelente noticia, ya que te has quitado un peso de encima por el cual estabas totalmente encallado, y ello te estaba provocando el empezar a desesperar. Te admiro por el atrevimiento to de dejar al lado lo que seguro es una buenísima idea y centrarte en otros proyectos. Además, no todo lo que escribimos debe salir a la luz o debe de ser publicado por muy bueno que sea. Animo y esperamos ansioso el suplemento, ya sabéis que soy una persona que le gusta los módulos donde hay una buena cantidad de rigor histórico bien documentada, no todos somos historiadores y nos encanta que aparte de buenas ideas de aventuras rápidas y jugables, haya una rica ambientación histórica para futuras aventuras caseras. (Joder como me enrollo) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Joaquín, por los ánimos. Espero saciar tus ansias históricas...

      Eliminar
  2. Lilith era una antología cojonuda. No sólo por sus módulos -la mayoría me gustó mucho, y los he jugado y/o dirigido todos-, sino sobre todo por los apéndices que complementaban cada escenario. Hacer uso de esa misma estructura me parece un gran acierto. Ánimo y a por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maese Cronista... espero que todo siga bien... ;)

      Eliminar
  3. Pues me alegro que tengas claro el camino y te pongas en marcha.
    Lo que ya no me hace tanto es que te enfoques como "un Lilith" o un redux de "Lilith". Para mi no es interesante que me den lo mismo remozado. Eso no me interesa.
    Si que me interesa lo de crear "fabulas y leyendas" en muchos y nuevos módulos... Y te deseo ánimo. Todo el que pueda llegarte. Crea... crea... crea... y danos carnaza. Prefiero que nos hagas módulos, pues para mi un juego de rol son sus aventuras pues las ayudas son "más de lo mismo" y te exigen esfuerzo para jugar. Llámame egoista.
    Me acuerdo de cuando pasaste "Ultima Necat" y pediste "feedback". El mio no fue demasiado positivo tras dirigirla (tengo unos cab... por jugadores y se encabronaron con el malote de negro) pero creo que tiene muchas posibilidades como campaña. Ojala todo quede según desees y nos lo des en bandejita de plata. Ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Tras releerlo me doy cuenta de un error.
    Parece que critico la idea. NO NO Y MIL VECES NO.
    La idea de crear algo como se planteó Lilith me encanta y me parece estupenda. Y si es todo nuevo será lo que más espero de Aquelarre desde hace tiempo.
    Lo que no me gustaría sería un"redux" de Lilith. Pero ese es mi problema claro.
    Quería aclararlo por que parecía que quería decir otra cosa.
    U_n abrazo maese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni de lejos es un redux. Son aventuras nuevas que siguen la misma estructura que Lilith, aunque enfocado en la nueva edición. Y espero que te guste Ultima Necat... ;)

      Eliminar
  5. Me parece vital un suplemento de muchas aventuras cortas, porque esta tercera edicion estaba pecando de no tener aventuras practicas para jugar, sin recurrir a suplementos antiguos. Son campañas gigantes, poco apetecibles para los que se inicien en el maravilloso mundo de Aquelarre, y se necesitan esas aventuras de 1 dia o 2 como mucho, para pocos aventureros(3-4). Ademas casi siempre se piden que sean expertos en armas y mi grupo de juego no lo es. En fin, deseo ese suplemento como agua de mayo! gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento, con cuatro aventuras terminadas y la primera parte de la campaña, te puedo asegurar que las aventuras son cortas (una sesión... dos como mucho), para unos cuatro aventureros, y aunque el combate está presente, se puede solventar en muchos casos (hay una aventura que se puede terminar sin tan siquiera usar habilidades de armas...).

      Eliminar
    2. Gracias Antonio por la clara explicacion!

      Eliminar
  6. Genial! Me gusta la mezcla de aventuras cortas y una campaña o también aventuras cortas con un hilo conector común. ¡Muchos ánimos con ello!

    ResponderEliminar
  7. ¿Y se podrán jugar todas las aventuras con los mismos PJ's? Lo pregunto porque en Lilith te pedían en una un medico, en otra un goliardo, en otra un amigo de un noble, otra era en Granada, otra en Cataluña, etc. Lo que hacía muy difícil jugarlas todas con los mismos Pj's, (a no ser claro que se adaptarán al caso concreto, pero eso pierde inmediatez) y eso recuerdo que me frustro bastante como DJ. De hecho Lilith fue el suplemento que me hizo alejarme de la primera edición (y de RQ, pero de rebote).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una serie de aventuras para los mismos PJs en el mismo lugar viene a ser una campaña: hay una de esas, pero el resto son aventuras cortas y, por tanto, transcurren en diferentes lugares. Aunque casi todas se pueden trasladar a otros puntos sin demasiado problemas (da igual que el monasterio esté en Cataluña que en Huelva, por ejemplo). Ahora, por el momento, ninguna exige que los PJs sean de una profesión determinada: puede recomendar que haya, por ejemplo, un cazador en el grupo, pero si no está no pasa nada (e incluso, hay un cazador PNJ por si acaso ellos no cuentan con él).

      Eliminar
    2. Yo es que considero una campaña una serie de aventuras con un nexo de unión argumental más solido que el mero hecho de que sea jugada por los mismos Pj's y en el mismo lugar. Pero vamos, que me doy por contestado, un saludo y animo!

      Eliminar
  8. Ese es un problema en Aquelarre, los requisitos para poder jugar una aventura: que si tienen que ser 5 jugadores, que si tienen q ser diestros en armas, que si tiene que haber un Clerigo, que si... Al final se hace complicado poder jugar!!! Otra cosa diferente es que se diga "se recomienda que..." Que esperanzas en este suplemento!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el momento, como ya he dicho, solo hay recomendaciones: ninguna de las aventuras exige una profesión determinada. No te digo que en alguna de ellas no vaya a ocurrir, pero siempre trato de tener en mente al grupo de PJs más generalista posible.

      Eliminar
  9. La noticia mala me parece muy mala... Sobre todo porque sólo me parece buena tu primera razón: Si no ves que avance ni que estés siendo muy capaz de darle la forma deseada, pues se deja por ahora y se acabó. Lo que no veo es por qué van a sobrar "sandbox" realistas, con color y vida. Te animo a meterlo en la nevera para más adelante.

    Lo del neo-Lilith me parece genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está en la nevera... y puede que pase al microndas más temprano que tarde, no te creas... ;)

      Eliminar
  10. Hola, Antonio.

    No sé si fui yo el único que te lo dije, pero sí que fui uno de los que afirmó que un sandbox para Aquelarre se habría beneficiado de estar ambientado en una región real de la Península Ibérica, en lugar de en un lugar inventado. Sigo pensando que es una buena idea hacer algo así :).

    Eso no quita que la idea de hacer algo tipo "Lilith" no me guste. "Lilith" es uno de los suplementos sobre Aquelarre que más me gustan precisamente por esa mezcla de aventura corta y ampliación de ambientación y/o reglas que incluía. Algo parecido para esta nueva edición de "Aquelarre" me parece genial.

    En cuanto a mi apellido judeizante, te contaré la verdadera historia del mismo: mi bisabuelo se crió en la inclusa, y a todos los niños y niñas de ese orfanato le ponían como apellido "de la Cruz". Muchos años después, cuando ya el hombre tenía su vida hecha, y había criado una familia con hijos y nietos, sus hermanos biológicos le encontraron y le revelaron que era hijo bastardo de la Condesa de Guadalajara. En palabras de mi padre, el bisabuelo les dijo que muy bien, pero que a esas alturas de la vida, que le importaba bien poco el asunto. ¿A que da para trasfondo de Aquelarre? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al siguiente texto me remito: "¿Sábias que la familia de la Cruz no es de sangre limpia?" (Arturo Pérez-Reverte, Limpieza de sangre)... :P
      Pero tu historia es mucho más molona... ;)

      Eliminar
  11. Yo tambien fui de los que te intento convencer y la noticia en parte me entristece un pico, eso de ir dando saltos de un lado a otro en el tiempo y en el espacio a mi y mis jugadores no nos va, por eso tenemos aquelarre aparcado.

    Necesitamos como agua de mayo una campańa acorde a estos tiempos modernos, campańas amigables para el dj, donde los consumidores de rol somos ya mas viejunos y poco o ningun tiempo para crear nuestro contenido.

    De todas formas animo con tu nuevo proyecto seguro que lo bordas.

    ResponderEliminar